Inicio COEPRIS

rss facebook twitter google  foursquare

Introducción

Riesgos Sanitarios - General

coepris189Introducción

 

La regulación sanitaria tiene efectos que inciden en el beneficio colectivo, sin distinguir a los individuos o sectores específicos de la población, mejorando con ello de manera directa el nivel de bienestar social.

La Ley General de Salud, la Ley Estatal, los Reglamentos de control sanitario de actividades, establecimientos, productos y servicios y de control sanitario de la publicidad, así como el cuerpo de Normas Oficiales Mexicanas, constituyen el nuevo marco en que se finca la naturaleza, objetivos y alcances de la modernización de la regulación sanitaria.

La regulación sanitaria se define como el conjunto de acciones preventivas que lleva a cabo el gobierno mexicano, para normar y controlar las condiciones sanitarias del hábitat humano, los establecimientos, los equipos médicos, atención médica, auxiliares de diagnóstico y tratamiento, asistencia social, los productos de perfumería, belleza y aseo, nutrientes vegetales, plaguicidas y otros productos y sustancias; así como la prevención y control de los efectos nocivos de los factores ambientales que puedan representar riesgo o daño a la salud de la población en general y ocupacionalmente expuesta; así como para fomentar paralelamente el cuidado de la salud a través de prácticas de repercusión personal y colectiva. Estos conceptos corresponden a un nuevo ejercicio originado a partir de la modernización de la regulación sanitaria, a través del cual se busca que las estructuras y procesos estén acordes al contexto actual de los desafíos y oportunidades macroeconómicas y sociales que enfrenta el país.

El Estado tiene la responsabilidad de brindar la protección a la población frente a riesgos potenciales a la salud ocasionados por el uso y consumo de alimentos, bebidas, medicamentos, equipos médicos, atención médica, auxiliares de diagnóstico y tratamiento, asistencia social, productos de perfumería, belleza y aseo, nutrientes vegetales, plaguicidas y otros productos y sustancias; así como la prevención y control de los efectos nocivos de los factores ambientales en la salud de nuestra población.

Para cumplir con esa responsabilidad, la Ley General y Estatal de Salud confirió a  los Servicios de Salud del Estado, entre otras atribuciones, el ejercicio del control sanitario sobre el proceso, elaboración,  uso, aplicación, disposición final y publicidad de los productos y servicios antes mencionados, así como sobre los establecimientos relativos apegados al marco jurídico y a la instrumentación de políticas, estrategias y mecanismos administrativos que señala la Secretaría de Salud.

Adicionalmente, ante la aparición creciente de nuevos productos en el mercado cuya seguridad debe garantizarse y reforzarse la vigilancia de aquellos que ya se usan o consumen, es necesario diseñar nuevas medidas y acciones para detectar y prevenir oportunamente los riesgos y daños a la salud que se pudieran originar.

Es necesario fortalecer la protección contra riesgos sanitarios, para lo cual se requiere darle una orientación de política de salud pública que sea acorde al contexto nacional, estatal y/o municipal; así como a la transición epidemiológica de la población de nuestra responsabilidad secundaria a los factores sociales, económicos, políticos, ambientales, avances tecnológicos  y a la globalización, y que a la vez permita a la autoridad el efectivo ejercicio de sus atribuciones en un ámbito de transparencia, certidumbre, participación social y con sustento en la mejor evidencia técnica y científica disponible.

 
Buscar
Avisos

enslphayresultados

logo-sp

  

guias

DESPLEGADO SE SOLICITA

hospitales.fw

    salud2   cenavece   banner_oms   banner_esalud   transparencia   Banner_red_san2-1